Newsletter

Just enter your email to get all the latest offers
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Reloj tulip Tokyo Clock space age

0

Reloj despertador japonés marca Tokyo Clock de esfera ovalada en verde brillante, cuerpo en plástico blanco y pie metálico en forma de tulipán invertido. Se encuentra en un estado de conservación vintage muy bueno con pequeñas marcas del tiempo poco apreciables si no es a muy corta distancia. La carcasa de plástico ha amarilleado un poco por el tiempo y el blanco original se ha tornado en un color crema suave muy vintage. Se ha desmontado, pulido y limpiado pieza a pieza para que retome la imponente presencia de sus orígenes. No hemos querido eliminar todas las marcas del paso del tiempo pues le proporcionan un empaque y personalidad únicos. No presenta roturas ni grietas. El reloj y el despertador funcionan perfectamente habiéndoles realizado mantenimiento y engrase.

De diseño retro-futurista, este reloj es un perfecto representante del Space Age design, también llamada Atomic Age design, corriente estilística que surgió en los años 60 (en plena guerra fría) influenciada por la batalla por ser los primeros en conquistar el espacio o poner el pie en la luna.

Agotado

Categoría:
Quiero más información

He leído y acepto la política de privacidad de Regreso Al Futuro

Deseo recibir comunicaciones comerciales de Regreso Al Futuro

Década

Años 60

Material

Cristal, Metal, Plástico

País

Japón

Dimensiones

19,5 cm alto – 16,5 cm ancho – 10 cm fondo (base)

Sobre Tokyo Clock Japan – Reloj tulip Tokyo Clock space age

Tokyo Clock fue otro de los fabricantes japoneses de relojes que en los años 70, junto a Rhythm e Impex llegaron a un acuerdo con Citizen Watch Co., Ltd. para el uso mutuo de marcas. Es por ello que algunos de los modelos de todas estas marcas compartan maquinaria y diseños.

Tokyo Clock comercializaba relojes de alta calidad bajo las marcas Tokyo Tokei, Silicon Clock y Fashion.

1 valoración en Reloj tulip Tokyo Clock space age

  1. Regreso al Futuro

    Restaurar pero respetando la historia de una pieza.
    Así es como nos gusta trabajar. Desmontamos, limpiamos, reparamos, pulimos y engrasamos intentando dejar todas nuestras piezas resplandecientes y operativas pero sin eliminar totalmente las huellas del pasado. Y es que después de 50 ó 60 años, ¿quién no tiene alguna huella del tiempo en su superficie?
    Esas huellas imprimen personalidad, autenticidad y carácter como el que tiene este fantástico reloj japonés de los 60 con su carcasa suavemente amarilleada pero que sigue marcando su tic-tac de forma indeleble después de tantos años.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *