Newsletter

Just enter your email to get all the latest offers
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Teléfono de pared vintage Monophone años 40

200

Antiguo teléfono de pared vintage marca Monophone (Chicago, USA) de la compañía Automatic Electric Company, en acero y bakelita de los años 40. En un buen estado estético, presenta marcas de uso o del tiempo que le proporcionan un aspecto retro muy marcado. En funcionamiento con clavija RJ11. No tiene adaptador de pulsos a tonos por lo que no puede emitir llamadas pero sí recibirlas a no ser que se instale el adaptador.
Representa un recurso decorativo estupendo para proyectos de decoración comercial de negocios con marcado aire vintage como barbershops o tatooshops, farmácias retro, restaurantes vintage, etc…

1 disponibles

Categoría:
Quiero más información

He leído y acepto la política de privacidad de Regreso Al Futuro

Deseo recibir comunicaciones comerciales de Regreso Al Futuro

Década

Años 40

Material

Metal

País

Estados Unidos

Sobre Automatic Electric Company

Compañia americana con base en Chicago se caracterizó durante toda su historia por ser ser una empresa subsidiaria de otras empresas telefónicas del país.
A finales del siglo XIX inició su andadura y se dedicó fundamentalmente a la producción de marcadores automáticos de pulsos que permitían a los usuarios realizar llamadas sin necesidad de pasar por una operadora. En sus años dorados el 80% de los teléfonos del mundo usaban sus marcadores automáticos.
En los años 80 desapareció el nombre de la compañía y sus restos se intergraron en otras compañías mayores.

1 valoración en Teléfono de pared vintage Monophone años 40

  1. Regreso al Futuro

    La adquisición de este teléfono de marcado aire retro fue el resultado de una operación bastante complicada. Un amigo coleccionista lo adquirió en un anticuario de Estados Unidos en un reciente viaje y se lo trajo para España. En cuanto me lo enseñó, me enamoró de tal forma que me dije a mí mismo que tenía que ser mío de alguna forma.
    Dado que mi amigo colecciona aparatos antiguos de funcionamiento mecánico como antiguas calculadoras, máquinas de escribir, básculas… ahí se me encendió la bombilla. Me interesé por su colección de básculas y ví que le faltaba una auténtica báscula de farmacia para el pesaje de personas adultas y yo tenía una preciosa de los años 60, completa y funcionando perfectamente. Le propuse un cambio y aceptó.
    Y gracias a esta rocambolesca historia, hoy podemos poner a la venta en Regreso Al Futuro uno de los objetos vintage más bonitos que ha pasado por nuestras manos.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *