Newsletter

Just enter your email to get all the latest offers
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Reloj despertador vintage Smiths Timecal Repeater

65

Este reloj despertador fabricado por Smiths Clocks and Watches presenta un excelente estado de conservación sin marcas de uso ni del paso del tiempo. Su carcasa metálica esmaltada en color crema suave descubre un espectacular dial en un azul metálico intenso coronado de números de gran formato en color blanco y tipografía Stencil Bold, típica de los 50.
Su funcionamiento es perfecto tanto del reloj como de la función despertador.

1 disponibles

Categoría:
Quiero más información

He leído y acepto la política de privacidad de Regreso Al Futuro

Deseo recibir comunicaciones comerciales de Regreso Al Futuro

País

Inglaterra

Década

Años 60

Material

Metal

Dimensiones

10 cm ancho x 10 cm alto x 6 cm profundo (diámetro del dial 9 cm)

Sobre Smiths
A mediados del siglo XIX Samuel Smith funda S.Smith and Son comenzando a fabricar relojes para negocios y empresas. A principios del siglo XX la empresa empieza a producir accesorios para el sector de automoción y no es hasta el año 1931 cuando empieza a producir relojes domésticos bajo el nombre de Smiths English Clocks, Ltd. Esta denominación duró hasta 1977 y en 1979 cesó la producción de relojes para el mercado doméstico.
Fueron muchas las patentes e innovaciones incorporadas por esta empresa a través de su historia pero la parte que a nuestro reloj Timecal Repeater le atañe es la incorporación del movimiento por balance flotante a sus relojes mecánicos a partir de 1956, invento diseñado por el alemán Hettich y que licenció a Smiths. En 1960 Smiths desarrolló una versión mejorada de este sistema con un sistema de calibración exterior de fácil acceso y que nuestro Timecal Repeater incorpora, aspecto que nos lleva a datarlo en esa década de los 60.
Fuente: electric-clocks.co.uk, gracesguide.co.uk

1 valoración en Reloj despertador vintage Smiths Timecal Repeater

  1. RaF_P-P-F

    Cuando este reloj despertador llegó a nuestras manos, lo primero que nos impactó fue su excelente estado de conservación sin marcas ni arañazos propios del paso del tiempo, es como si hubiera estado guardado en su caja original hasta ahora. Además su diseño metálico rematado por ese impactante dial azul metálico con grandes números blancos nos dejó literalmente boquiabiertos.
    Cuando buscamos referentes en internet del mismo modelo y nos fue imposible encontrarlos nos encantó la exclusividad de la pieza que teníamos en nuestro poder pero cuando le dimos cuerda y escuchamos el intenso y melódico tic-tac, su sonido nos retrotrajo a una época de menos ruidos y sonidos más puros, no enmascarados por tonos, politonos y realtonos. Una época donde todo sonaba como tenía que sonar, una época quizás con menos diversidad pero, sin duda, con más autenticidad. Eso terminó de enamorarnos…

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *